Los desperfectos en los pisos en régimen de alquiler

Una de las cuestiones más controvertidas en lo que al alquiler de propiedades se refiere, es quién debe encargarse de abonar las reparaciones que sean precias. Sabemos que es lógico que, con el paso del tiempo, comiencen a fallar los aparatos eléctricos o se pueda estropear alguno de los electrodomésticos. Sin embargo, este tipo de cuestiones tiende a generar mucha tensión en la relación arrendador/arrendatario. Razón por la que desde Fincador, queremos resolver las dudas que podáis tener.

Hay elementos que entendemos que es fácil discriminar quién debe abonarlos. Cuestiones como las bombillas que se deben de cambiar en las distintas estancias, deben correr a cargo del arrendatario, que es la personas que hace un uso continuo de ellas.

En cuanto a los puntos que más problemáticas generan, caben destacar electrodomésticos como el horno, el frigorífico o la lavadora. Estos son los que, con casi mayor probabilidad, van a fallar en algún momento. Generalmente, cuando la reparación que hay que realizarle es menor, suelen asumirla los arrendatarios. Sin embargo, en el caso de que el precio de la misma sea superior a la mitad del valor del mismo electrodoméstico nuevo, entonces será el arrendador el que deberá abonarla. Esto será así, salvo que la avería sea debida a un uso negligente por parte del inquilino, en cuyo caso, sería la persona encargada de sufragar todos los costes.

Otras de las situaciones que pueden darse, es que la propiedad sufra algún desperfecto por la acción de un tercero. En este caso nos referimos a, por ejemplo, tener grietas en la pared debido a la obra que el vecino está ejecutando en su casa. Si esto ocurriese, será conveniente que se contacte con el arrendador y se comunique la situación para que pueda emprender las acciones oportunas. El propietario es quien debe contactar con la comunidad de propietarios e informar de lo ocurrido. A continuación, se valorará los daños por parte de un técnico y se depuraran responsabilidades.

Al margen de todo lo expuesto, aconsejamos que el arrendador cuente con un seguro del hogar que permita cubrir cualquier desperfecto que pueda aparecer.

Autor: Fincador – equipo de redacción

Posted: 20 mayo, 2019 a las 7:43 am

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR