Cosas que debes conocer sobre una tasación hipotecaria

Por primera vez desde el inicio de la crisis se reporta un crecimiento de las tasaciones hipotecarias solicitadas por particulares, por medio de una reactivación del mercado que se puede percibir en cifras bastante optimistas.

En nuestro país es obligatorio realizar una tasación completa para poder hipotecar un inmueble, ya que la mayor parte de las valoraciones reguladas se realizan a efectos de garantía, en cuyo caso se exige la participación de un profesional para realizar la inspección interior del inmueble.

Análisis inicial

 

Este profesional se encarga de comprobar los materiales que cubren el suelo y las paredes, el estado de las puertas y ventanas, la calidad de la iluminación y que tan bien están los armarios y sanitarios.  Revisa a su vez la antigüedad de la caldera y si el inmueble cuenta con terraza. Analiza por completo el estado del edificio.

Generalmente los pisos altos con ascensor -a igualdad de condiciones de preservación que los de las plantas inferiores- suelen tener mayor valor. Sin embargo, pueden devaluarse si no cuentan con uno. Básicamente el valor del piso es el resultado de multiplicar el valor del metro cuadrado corregido de la zona por los metros construidos con sus zonas comunes.

 

La importancia del ambiente

Algo que influye directamente en la valoración del apartamento remite a la calidad del entorno: si el bien que se desea hipotecar se encuentra rodeado de suficientes comercios, jardines, servicios públicos o privados (hospitales, escuelas, lugares deportivos), acceso al trasporte y su sustentabilidad. También importa si está residenciado en un sector limpio o tranquilo o por el contrario es contaminado y ruidoso. El detalle está en registrar cada elemento que lo compone.

Una tasación –valorada alrededor de los 250 euros- no es un estudio estadístico ni su finalidad es dar precios definitivos o hacer tendencia en el mercado. Se trata de un certificado que compara el apartamento visitado con otros testigos en ventas similares en antigüedad y características. Su fin principal es cotejar y dar un balance del estado del mismo en comparación con los demás.

 

El mercado y sus variantes

Otro elemento que hay que tener en cuenta es el mercado y sus variantes. Cuestiones como el clima  puede cotizar al alza. Un apartamento en la primera línea de playa siempre cotizará mejor que uno alejado de la costa. La oferta y la demanda de bienes también permea el precio final de las viviendas: si la demanda es muy débil -como ha ocurrido las últimas temporadas- el valor de mercado baja, independientemente del bien ofertado.

 

Autor: Fincador – equipo de redacción

Posted: 4 junio, 2019 a las 7:07 am

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR